¿Puede negarse la trabajadora a comunicar su embarazo a la empresa?

En relación a si la trabajadora puede negarse a comunicar su embarazo a la empresa, en principio, nuestro ordenamiento no exige la comunicación al empresario del estado de embarazo, tal y como ha reconocido el propio Tribunal Supremo en su Sentencia de 29 de febrero de 2008. En la misma línea se ha manifestado el Tribunal Constitucional en su Sentencia núm. 124/2009, de 18 de mayo, en relación con el supuesto de nulidad del despido de la mujer embarazada del artículo 55.5.b ET, donde ha señalado que «exonerar de esta prueba del conocimiento del embarazo y, con ella, de toda obligación de declaración previa, sustituyéndola por la prueba en caso de despido de un hecho físico objetivo como es el embarazo en sí, constituye, sin duda, una medida de fortalecimiento de las garantías frente al despido de la trabajadora embarazada, al tiempo que plenamente coherente con el reconocimiento de su derecho a la intimidad personal y familiar», derecho que ha sido incorporado a la relación de trabajo por el Estatuto de los Trabajadores. Por tanto, la comunicación al empresario del embarazo no es para la trabajadora embarazada una obligación, sino una opción.

No obstante, la obligación de comunicar el embarazo al empresario puede ser una derivada Seguir leyendo