¿Qué hacer ante una reducción salarial?

En principio, la reducción salarial es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que la empresa puede acordar cuando hay motivos económicos, por la que el trabajador tendrá derecho a rescindir su contrato de trabajo y percibir una indemnización de veinte días de salario por año de servicio con un máximo de nueve meses. Ahora bien, para poder ejercer este derecho se requiere que el trabajador resulte perjudicado por la modificación sustancial. Y parece lógico pensar que una reducción del salario perjudica al trabajador, independientemente de cual sea la magnitud de la misma. Pues bien, esto no se entiende siempre así. Será el juez quien determinará si la medida adoptada por el empresario de reducción salarial perjudica al trabajador y, por tanto, si resulta una modificación justificada o injustificada. Seguir leyendo