Conceptos computables en el cálculo de la indemnización

Según lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores, para el cálculo de la indemnización por extinción del contrato de trabajo se ha de tomar como base el salario. Así se establece para el caso de la extinción indemnizada por movilidad geográfica, por modificación sustancial de las condiciones de trabajo, por la expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato, por extinción por causas objetivas, o por despido improcedente. Seguir leyendo

¿Qué hacer ante una reducción salarial?

En principio, la reducción salarial es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que la empresa puede acordar cuando hay motivos económicos, por la que el trabajador tendrá derecho a rescindir su contrato de trabajo y percibir una indemnización de veinte días de salario por año de servicio con un máximo de nueve meses. Ahora bien, para poder ejercer este derecho se requiere que el trabajador resulte perjudicado por la modificación sustancial. Y parece lógico pensar que una reducción del salario perjudica al trabajador, independientemente de cual sea la magnitud de la misma. Pues bien, esto no se entiende siempre así. Será el juez quien determinará si la medida adoptada por el empresario de reducción salarial perjudica al trabajador y, por tanto, si resulta una modificación justificada o injustificada. Seguir leyendo

Llevo meses sin cobrar y no sé qué hacer

La percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida es un derecho laboral que la ley confiere a los trabajadores. Este derecho constituye para el empresario la obligación de liquidar y pagar el salario puntualmente en la fecha y lugar convenidos o conforme a los usos y costumbres, con la entrega de la correspondiente hoja de salarios, coloquialmente denominada «nómina». Seguir leyendo

¿Es retribuible como horas extras el tiempo del bocadillo no disfrutado?

El tiempo de descanso para tomar el bocadillo tiene su origen legal en el artículo 34.4 del Estatuto de los Trabajadores (ET), según el cual «siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un periodo de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos. Este periodo de descanso se considerará tiempo de trabajo efectivo cuando así esté establecido o se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo.» Seguir leyendo

El plus de nocturnidad como condición más beneficiosa

Caso práctico

María presta servicios como limpiadora en una empresa de limpieza en horario nocturno, cobrando por tal concepto un plus por nocturnidad. Esta empresa inició un procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo con la representación legal de los trabajadores, hasta que se alcanzó un acuerdo por el que se pactaba la supresión de la jornada laboral nocturna, con la consiguiente supresión del abono del plus de nocturnidad, pasando el personal a realizar su trabajo en jornada laboral de mañana o tarde. De este modo, la empresa se adaptó a las exigencias de un ayuntamiento que había contratado sus servicios. María entiende que el complemento salarial que percibía era una condición más beneficiosa dado que, en una ocasión lo cobró durante el mes vacaciones, y en otra ocasión acordó con su encargada que lo cobraría durante el mes de julio, aun cuando ya no trabajaba en horario nocturno. seguir leyendo